Uñas encarnadas, libérate de la molestia

Cuando la piel de tu dedo rodea la uña y está enrojecida e inflamada. Si se vuelve dolorosa al tacto, si te es molesto al caminar y te incomoda la calceta, lo más seguro es que estés sufriendo de una uña encarnada.

En este artículo te explicaremos lo que son y cómo lidiar con ellas de forma natural o cuando de plano debes ir con alguien especializado para que resuelva tu problema.

¿Qué son las uñas encarnadas?

Es la infección que sufre la piel alrededor del dedo en la zona del borde de la uña. A veces incluso la uña se ha incrustado en la carne que la rodea y aunque generalmente afecta el dedo gordo puede presentarse en cualquier dedo.

¿Por qué sucede?

Hay varias razones por las cuales puedes padecer de uñas encarnadas, las más comunes son:

  • Zapatos incorrectos que aprietan o quedan grandes
  • Cortes inapropiados de uñas
  • Deformaciones de los dedos

¿Cuándo debo ir al médico?

La verdad es que hay ocasiones en que los remedios caseros no son suficientes. Así que si después de usar los que te nombro a continuación no dudes en ir con tu médico, un dermatólogo o con un podólogo para que te atienda profesionalmente. También si percibes que la inflamación presenta pus deja de leer y ve a tu clínica más cercana.

También te puede interesar: Como aliviar el dolor de oído de tu hijo

Tratamiento natural para uñas encarnadas

Sumerge el pie infectado en agua caliente por lo menos tres veces al día mientras allá molestias. Seca bien la zona y masajea la zona afectada con un poco de aceite de oliva o de almendra. Si tienes tendencia a las infecciones agrega unas gotas de árbol de té ya que es un potente antibiótico natural.

Toma un pedazo de torunda de algodón, humedécelo y colócalo con mucho cuidado bajo la uña. Cuando notes que la zona se ha reblandecido, corta la uña con cuidado con un cortaúñas afilado y limpio.

Haz un corte recto a manera que quede cuadrada y sin dejarla muy corta. La parte encarnadas no la toque para que poco a poco vayan mejorando.

De forma recta cortara la uñas, quedando de forma cuadrada y sin cortar demasiado. Las partes mas afectadas las evitaremos, para que de forma paulatina vayan mejorando.

Agua de tomillo

Usa la técnica anterior pero en lugar de usar solamente agua, puedes sumergir el pie en una infusión de tomillo. Esta hierba tiene varias cualidades terapéuticas. Ayuda a combatir la inflamación, calma el dolor es un gran desinflamante y por ende es el mejor remedio para tratar es te padecimiento

La infusión se elabora a razón de dos cucharadas de tomillo por cada taza de agua. Se hierve por 5 minutos. Se retira del fuego y sumergimos el pie en el agua más caliente que podamos tolerar hasta que enfríe.

Limón y sal

Haz un hoyo dentro del limón y llénalo con sal marina. Introduce tu dedo afectado y déjalo así por 20 minutos. Sigue este tratamiento hasta que la infección haya menguado. El limón y la sal actúan como desinfectantes y desinflamantes por lo que ayudan bastante con las molestas uñas encarnadas.

Fuente de apoyo: Mayo Clinic

Deja un comentario