¿por qué mordemos a las personas que queremos? Esta es la razón…

Las parejas se demuestran cariño de diferentes maneras, algunas con un beso, otras con abrazos, otras escribiendo cartas y existen algunas que demuestran un tipo de cariño con mordidas, pero sin llegar a la agresión. Si eres de las personas que cada vez que “te desesperas” te da la tentación de morder a tu pareja en el hombro, brazo o hasta en la mejilla, no eres el único, existen varias personas como tú.

¿Alguna vez no te ha pasado que el amor y la gran cantidad de emociones te dan ganas de morder a esa persona especial o de “comértelo”? Quizá muchas veces has sentido la sensación de lanzarte y morder a tu pareja en el hombro, brazos, cachetes o boca. Muchas personas tiene esta costumbre y es que un aguantan el exceso de amor que tienen para dar que esta es una manera de demostrarlo. Bueno, no es solamente a tu pareja, sino también a tus familiares o seres queridos. Si eres de esas personas no tiene nada de malo ni extraño, por el contrario es completamente normal y frecuente.

Según investigadores de la Universidad de Yale, este tipo de comportamiento se denomina “agresión tierna”, la que tiene como propósito controlar las emociones que solemos expresar de maneras extrañas.  Es como cuando no puedes controlarte o contener lo que estás sintiendo.

No sabes cómo reaccionar ante ello. Es parecida a la sensación de cuando llorar por alegría o de orgullo. Desde el punto de vista lógico, es completamente necesaria para recuperar el equilibrio de tus emociones. “A veces expresamos nuestros sentimientos de formas inesperadas, que a simple vista mostrarían todo lo contrario a lo que sentimos, y eso, aparentemente nos ayuda a guardar el balance emocional interior”, dijo Oriana Aragón, investigadora.

De esta manera, la próxima vez que quieras morder o apretar a tu pareja no lo consideres como algo malo o una forma de agresión. Por el contrario, que tu pareja sepa que tienes mucho amor y solo así se lo quieres demostrar y dejar en claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *