Mira como con 3 limones pueden hacer magia en tu rostro

¿Te preguntas cómo combatir las manchas de la cara? Entonces has encontrado el lugar indicado, pues te explicamos cómo lograrlo de forma natural. Uno de los mejores productos naturales para ello es el limón, ya que tiene propiedades limpiadoras, blanqueadoras, exfoliantes, antioxidantes y, como resultado de aplicarlo en la piel, unifica e ilumina el rostro.

Así, en este artículo contamos cómo usar el limón para las manchas de la cara, ya sea para atenuar o reducir, o incluso eliminar en algunos casos, las que se han producido por edad, exceso de sol, acné, heridas u otros problemas dérmicos. Verás que es sencillo de aplicar en exfoliantes y mascarillas y que notarás resultados desde el principio.

Existen diversos modos de combatir las manchas y otras marcas en la piel, tanto con el uso de métodos médicos como naturales. Por ejemplo, se pueden quitar las manchas de la cara con láser, usando cremas despigmentantes y anti-aging que ayudan, mejorando la alimentación y usando productos naturales de forma externa.

Te recomendamos que sigas los consejos de tú médico y que, en caso de que optéis por lo natural o el tratamiento médico pueda combinarse con productos naturales, uses el limón para quitar las manchas de tu rostro. Así, puedes usar limón para la cara en la noche, o bien durante el día pero sin que te dé el sol porque el ácido de esta fruta con los rayos del sol pueden producir más manchas.

Además, si quieres usar el limón para el acné y las manchas, te recomendamos este otro artículo sobre Cómo usar el limón para el acné, pues complementa la información que en este artículo te estamos detallando.

Cómo usar el limón para las manchas en la cara

El primer remedio para eliminar las manchas de la cara que te recomendamos es usar el limón solo, diluido con un poco de agua. Este remedio es muy sencillo de preparar, solo necesitas seguir estas instrucciones:

Ingredientes

Jugo de 1/2 limón
1/2 vaso de agua o menos

Elaboración y aplicación

Corta el limón por la mitad y extrae el jugo.

Viértelo en un vaso y agrega un poco de agua.

Coge un disco de algodón y empápalo en el jugo de limón rebajado en agua. Es preferible el disco que la bola de algodón, pues esta deja residuos filamentos. También puedes usar una gasa en lugar de discos.

Aplica con suaves toques el limón en las manchas del rostro, con cuidado de que no te entre en los ojos.

Cuando tengas todas las partes bien cubiertas con este remedio, deja que haga efecto por 20 minutos, evita que te dé el sol, y luego retíralo con agua abundante fría o tibia.

Si tienes muchas manchas o son muy oscuras, puedes aplicarlo e irte a dormir, para que actúe toda la noche y por la mañana lavarte bien el rostro. Si en algún momento notas picor o escozor, retira inmediatamente el remedio en vez de esperar el tiempo indicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *