Mantén a los insectos alejados sin necesidad de utilizar sustancias químicas dañinas por toda la casa

Las pulgas, las hormigas y las cucarachas son las plagas más comunes en los hogares. Existen un montón de productos que aseguran matar a estos insectos, pero la mayoría contienen sustancias químicas dañinas, te obligan a estar fuera de casa varios días o dejan sustancias tóxicas en las alfombras donde luego juegan tus hijos o tus mascotas.

Como alternativa, te proponemos varios remedios caseros seguros para deshacerte de las pulgas, las hormigas y las cucarachas mediante productos de uso común en casa y con buenos hábitos de higiene.

Utiliza lavavajillas líquido contra las pulgas. 

El lavavajillas líquido es como veneno para las pulgas. Intenta lavar a tu mascota con él para dejarle el pelo limpio y reluciente, además de matar a las pulgas. Utiliza mejor una fórmula natural y haz primero una prueba en una zona pequeña, ya que algunos animales tienen la piel sensible.

Después, construye una trampa para pulgas echando lavavajillas líquido en un cuenco de poca altura o en un plato. La luz atrae a las pulgas, así que puedes poner una vela en el medio del cuenco o dejarlo debajo de una lámpara. Tras una semana más o menos, empezarás a encontrarte pulgas atrapadas en este líquido viscoso.

Mata a las cucarachas de hambre. 

Las cucarachas no pueden vivir más de una semana sin agua, así que asegúrate de que no tienes ninguna gotera ni ningún grifo averiado en casa. De esta manera, estarán más tentadas a caer en tus trampas con líquidos. Y lo mismo sucede con la comida. Asegúrate de que la cocina está completamente limpia, sin migas ni manchas. A las cucarachas les encanta la grasa así que limpia bien la cocina con un desengrasante.

Aleja a las cucarachas. 

Como con las hormigas, las cucarachas también se escapan de ciertas sustancias químicas naturales y olores, como por ejemplo, las hojas de laurel, el aceite de menta, Listerine, el cedro, el pepino o el limón. Crea tus propias soluciones con estos ingredientes y rocía el espray en las zonas afectadas de la casa para mantener alejadas a las cucarachas.

Encuentra el hormiguero. 

Ten cuidado: algunas especies de hormigas son agresivas y pueden morder. Además, las hormigas desempeñan un rol importante en nuestro biosistema, así que solo destruye el hormiguero como última opción. Echa agua hirviendo en la entrada al hormiguero para que baje por los túneles y mate a la colonia. También puedes usar una solución con aceite de alcanfor y alcohol metilado. Debes apuntar a matar a la reina, ya que ella es la responsable de la reproducción en la colonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *