A sus 70 años

Annegret Raunigk es madre soltera. Aunque para muchas personas ya era suficiente, además de ser vieja, todavía quiero volver a sentir la alegría de tener un hijo en brazos. Cuando su familia se enteró de lo que iba a hacer, la criticaron severamente. Pero uno de ellos decidió ayudarla. mira el video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *