8 ejercicios para tonificar y adelgazar el interior de los muslos

Todos tenemos partes del cuerpo que nos gustaría tonificar y fortalecer, y la cara interna de los muslos suele ser una zona problemática.

¿Se pueden tonificar los muslos internos flácidos? Aunque no es posible reducir la grasa de forma puntual, sí se puede actuar en zonas específicas del cuerpo con los ejercicios adecuados. Si la cara interna de los muslos es una de esas zonas que te gustaría cambiar, hay ejercicios que fortalecen la zona, aumentando el tono muscular y adelgazando la pierna.

Para obtener los mejores resultados, haz los siguientes ejercicios en circuito (haciendo un movimiento tras otro sin descansar) cuatro veces a la semana, y luego termina con 15 ó 20 minutos de cualquier actividad cardiovascular.

Acuéstate boca abajo y apoya tu cabeza en los brazos flexionados, luego aprieta tus glúteos y levanta ambas piernas del suelo a tal punto que los muslos todavía se toquen. Ahora levanta un poco más una de las piernas, luego bajala a medida que subes la otra y continuas con el movimiento alternando lo lados.

Elevación lateral de pierna

Empieza por acostarte de lado mientras apoyas tu cabeza en el brazo y el otro se ubica frente a ti para mantener el equilibrio, las piernas deben estar apiladas una encima de la otra.

Ahora exhala y levanta la pierna de arriba los más alto que puedas pero manteniendo el control, luego colócala frente  a ti y golpea el suelo con la punta del pie. Vuelve a elevarla y finalmente regresa a la posición inicial para continuar con el movimiento.

Pulsos del muslo interno

Inicia por sentarte en la colchoneta con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo, mientras que ubicas una pelota entre la parte interna de los muslos o las rodillas.

La manos deben estar apoyadas en el suelo junto a las caderas.
Ahora levanta las piernas y aprieta la pelota con la parte interna de los muslos, luego baja cuidadosamente los pies para apoyarlos rápidamente e iniciar de nuevo con el movimiento.

Estocada de reverencia más sentadilla

Empieza derecha, luego cruza un pie delante de tu cuerpo y flexiona la rodilla para bajar el cuerpo. Tus pies deben estar los suficientemente alejados entre sí para que puedas doblar la rodilla derecha en un ángulo de 90°, mientras que las manos se encuentran cerca al pecho.

Ahora da un paso hacia un lado para que tus pies estén a una distancia mayor que el ancho de los hombros y puedas adoptar una sentadilla plié a medida que levantas los brazos por encima de la cabeza. Cruza la otra pierna frente a ti para la estocada de reverencia con el otro lado y continuar con el movimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *